Padel Magazine - Si se nos pide resumir esta raqueta en dos palabras, podríamos describirla como sorprendente y paradójica [resaltado]. [/ Destacado]

1 / Una raqueta muy estable

El piton es una raqueta que puede encontrar una audiencia muy grande. Pero son los aficionados inteligentes los que más podrán aprovecharlo.

Primero el agarre es casi inmediato. Es equilibrado y permite adaptarse rápidamente.

2 / "Una mirada que tirar "

En cuanto a la apariencia, nada que informar. En negro, podemos decir que arroja sin ser llamativo.

La meseta es redonda. Él es muy jugador, y su manejo vale la pena señalar.

Sin embargo, tenga cuidado de no centrarse demasiado porque, a diferencia del Power Padel 2000, el Piton no dejará de llamarlo para pedirlo.

En el lado del control, nada que informar, aparte del punto planteado a continuación.

El poder también está ahí. Además, podemos notar que esta raqueta combina perfectamente manejo y potencia. Los golpes cortos en el fondo pueden salir muy rápido.

En conclusión, esta raqueta es merecida.

Tiene un potencial muy importante.

Su agarre y maniobrabilidad no tienen nada que envidiar a sus competidores, pero ten cuidado con los jugadores que juegan más a menudo con el borde del tablero porque el Piton te picará.

Las siguientes dos pruebas en Black Crown son más suaves y menos técnicas.

Franck Binisti

Franck Binisti descubre el pádel en el Pyramid Club en 2009 en la región de París. Desde entonces el pádel es parte de su vida. A menudo lo ves recorriendo Francia yendo a cubrir los grandes eventos de pádel francés.