¡Esta vez es el adecuado para Franco Stupaczuk y Martin Di Nenno! Los “Superpibes” eliminan a Paquito Navarro y Juan Lebrón (7/5, 3/6, 6/3) y se clasifican para su primera final de la temporada.

La maldición se levanta

El techo de cristal argentino es ahora una historia antigua. Después de cuatro semifinales consecutivas (Riad, Doha, Acapulco, Puerto Cabello) y una eliminación en cuartos de final en Bruselas, la pareja (finalmente) logró superar el fatídico hito. Intentarán ganar en sevilla su primer trofeo de 2024.

1 hora 45 minutos de lucha libre en La Cartuja

Esta semifinal masculina comenzó con buen pie y, bajo la presión de lo que estaba en juego, rápidamente aparecieron las primeras tensiones. Juan LeBron y el árbitro discutieron… desde el primer partido, el español le acusó de una falta inexistente. " Ella era buena ! Estás equivocado”, se enojó.

Después de un primer set muy igualado, embolsable por Stupaczuk/Di Nenno, los dos españoles empezaron perfectamente el segundo set. Agresividad, inspiración y un mordaz 3-0 que les puso en órbita desde la reanudación. Navarro tomó impulso, Lebrón supo encauzar y los dos sudamericanos empezaron a sufrir.

Sólo que en el tercer set los “Superpibes” mostraron su cohesión. Más regulares y más agudos sobre la marcha, los dos amigos finalmente lograron imponerse a sus rivales. Franco Stupaczuk (31 puntos ganadores, récord del partido) finalizó con fuerza.

Los vencedores de la jornada se enfrentarán mañana a los vencedores del duelo Coello/Tapia – Chingotto/Galán.

Fue a través de su padre que Auxence descubrió la padel, seis años antes. Hoy sigue con pasión el circuito internacional y se burla de la pala en su club de formación, Toulouse. Padel Club. También puede encontrarlo en La Feuille de Match y LesViolets.com, dos medios especializados en el Toulouse Football Club.