Como te contamos hace unas semanas, los torneos de padel sillón ahora están aprobados por la FFT. Así, es posible organizar torneos de padel sillas de ruedas femeninas, masculinas o mixtas en las categorías P25 y P100. Sin embargo, es necesario tener al menos 4 parejas inscritas por evento.

Para adaptar mejor la práctica, existen algunas reglas específicas.

En el juego

  • Se permiten dos rebotes antes de cada strike.
  • Los cambios de lado se realizan al final de cada set o a criterio del árbitro dependiendo de las condiciones de juego
  • Si después de golpear la pelota, uno de los dos toca al propio jugador, a su compañero o a cualquier objeto que lleve, se pierde el punto. La silla de ruedas se considera parte del cuerpo del jugador, por lo que tampoco se puede tocar.

Por el servicio

El jugador debe mantener la(s) rueda(s) delantera(s) detrás de la línea de servicio y no cruzar la línea imaginaria que sigue a la línea central. Es posible que el servidor use la raqueta para botar la pelota al sacar, si tiene dificultad para hacerlo con la mano. Al servir, el jugador debe golpear la pelota por debajo de los hombros.

Durante el servicio, el jugador no puede cambiar de posición moviéndose o girando. No obstante, existe una tolerancia en caso de ligeros movimientos de las ruedas que no afecten a la posición adoptada inicialmente. Los jugadores en silla de ruedas no pueden servir mientras se mueven.

El servidor anota un punto si toca directamente al receptor que está dentro de la zona de servicio. En el caso contrario, cuando en el servicio la pelota toca a un receptor que se encuentra fuera del cuadro de servicio, la pelota se considera falta. El jugador que regresa debe esperar a que la pelota rebote en el área de recepción de servicio y golpear la pelota antes de que rebote en el suelo por tercera vez.

Finalmente, la pelota se considera falta si rebota en el área de servicio del oponente y toca la valla antes del tercer rebote. También es falta si la pelota rebota una o dos veces en el cuadro de recepción del servicio y sale directamente por la puerta.

El servicio se considera como un alquiler y, por lo tanto, debe rehacerse si:

  • la pelota no toca la raqueta o si la pelota toca las piernas o la silla del servidor antes de ser golpeada por la raqueta.
  • la pelota golpea la red o los postes y luego cae en la caja de servicio del receptor, siempre que no golpee la cerca antes del tercer bote.

Reglas especiales

Está prohibido que el jugador pierda el contacto con la silla de ruedas. Desde el inicio, es obligatorio anclar los pies y la cintura del jugador con cinturones, correas o rieles. Por tanto, no está permitido frotar el pie contra el suelo de la pista con la intención de frenar o impulsarse voluntariamente.

No es posible que un jugador en silla de ruedas abandone el campo. Esto se explica por la imposibilidad de paso si el acceso al terreno respeta la norma convencional de 0,82 m de apertura máxima. Por otro lado, sería prácticamente imposible que el jugador no golpeara el poste o la red en la salida, por lo que perdería el punto.

Sin embargo, todavía se puede considerar una salida en una pista con características especiales. En este caso, aún sería necesario respetar la regla del “tercer bote”.

Para los que quisieran encontrar estas reglas de la FIP en su versión original, pasa esto AQUÍ !

tomas jay

Después de haber sido sacudido por el tenis durante casi 15 años, me convertí en un fanático absoluto de su primo, el padel. Desde hace casi un año, persigo la bolita amarilla con otra raqueta, ¡pero con la misma pasión! Con sede en Lyon, tengo la intención de hacerle conocer mejor el padel en la región y a nivel nacional.